Pensiones: El incordio de las tablas de expectativas de vida

Comparte este artículo

WhatsApp
Twitter
Facebook
LinkedIn
Telegram
Email
El uso de las Tablas de Expectativas de Vida y Mortalidad (TEVM) en el cálculo individual de las pensiones debe ser desechado y el riesgo residual de longevidad ha de ser asumido por el Estado. Ello incrementará las pensiones ahora y evita consecuencias indeseadas en términos de ineficiencia, inequidad y riesgo. Su aplicación debe ser reservada para la evaluación periódica de la sostenibilidad financiera del sistema como un todo.

Un pensionado varón soltero que fallece a los 85 años de edad recibe hoy por retiro programado la mitad de la pensión que su ahorro previsional puede financiar. Casi 50%del fondo que acumuló en su etapa activa queda en su cuenta para herencia, aunque su destino legítimo era una mayor pensión en vida. La eliminación del factor de ajuste de las TEVM termina con este despropósito y permite aplicar intensivamente el ahorro acumulado a financiar la pensión, que es su función esencial. El resultado es un flujo de pensión acorde al esfuerzo de cotización que el afiliado realiza durante su vida activa.

Contenidos Relacionados

Foro por un Desarrollo Justo y Sustentable

Integramos una corriente de profesionales de la economía y las ciencias sociales que a nivel mundial privilegia la calidad del crecimiento, una distribución justa de los ingresos, la sustentabilidad, la competencia y la transparencia de los mercados.

Síguenos en Redes Sociales

Últimas publicaciones

Últimos Tweets

Contenido Audiovisual Reciente

Suscríbete a nuestro Newsletter